Con este revolucionario m├ętodo pretenden potabilizar el agua de mar

 

Científicos desarrollan una membrana a base de grafeno para cambiar la forma en que el potabiliza actualmente el preciado líquido.

Investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido) han conseguido desarrollar membranas de óxido de grafeno que pueden filtrar el agua de mar, dado que no se hinchan al tener contacto con el agua, según lo comprueba un estudio publicado en ‘Nature Nanotechnology’. 

Grafeno: el material del futuro

Este nuevo hallazgo, que ha sido llamado como “el material del futuro” por sus diversas aplicaciones, podría solucionar uno de los temas más difíciles que en nuestros días enfrenta la humanidad: el acceso al agua potable.

Según informes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), se estima que para el año 2025, mil ochocientos millones de personas estarán viviendo en regiones donde habrá escasez de agua potable.

Hasta ahora, los investigadores habían podido demostrar la capacidad que tiene el grafeno de separar iones y moléculas de tamaño mayor. Sin embargo, al intentar el tamizar sales de tamaño menor los poros de las membranas se expandían. Los científicos lograron demostrar que “los poros pueden ser escalados, alcanzando dimensiones capaces de separar la sal disuelta en el agua”.

Producción industrial

Rahual Nair, profesor de la Universidad de Manchester, explico por medio de una nota publicada por la entidad que “el desarrollo de membranas escalables hasta la escala atómica con poros de tamaño uniforme es un avance significativo que abrirá nuevas posibilidades para mejorar la eficiencia de la tecnología de desalinización”.

“Se trata del primer experimento en su tipo. Además demostramos que hay posibilidades reales de expandir el enfoque descrito y producir masivamente membranas de grafeno”, añadió el científico.

Según el informe, “se espera que los sistemas de membranas de dióxido de grafeno puedan ser construidas a escalas más pequeñas, haciendo que esta tecnología sea accesible a países que no tienen la capacidad económica para construir grandes plantas”.

Fuente: Grandes Medios